Yin-Yang (El tiempo en el rostro)

Cada día que pasa, descubrir dolores nuevos
que invaden hasta aquel rincón
donde uno podía retirarse y descansar.

Y enfrentarse al descarnado rostro
de la propia cobardía y las bajezas.

Cada día descubrir a nuestra espalda
caminos que se cortan;
y temer por cuántas tumbas se puedan abrir
a nuestro paso;
y levantarse perdido al alba,
sin reconocer la casa propia;
y darse de golpes contra puertas y pasillos.

Pero, con el primer frío de la aurora,
descubrir, aunque todo se cubra de escarcha,
el cielo despejado con luna y estrellas.

Antonio Joaquín González
(El tiempo en el rostro)

Nubes-El-tiempo-en-el-rostro

Acerca de lamansiondelgaviero

Escritor y amante de la literatura. Obras publicadas en kindle: "Realismo mágico y soledad, la narrativa de Haruki Murakami", "Castillos entre niebla", "Amadís de Gaula, adaptación", "El tiempo en el rostro, un libro de poesía", Álvaro Mutis, poesía y aventura", "Edición y estudio de Visto y Soñado de Luis Valera" y mis últimas publicaciones "Tratado de la Reintegración. Martines de Pasqually. Traducción de Hugo de Roccanera", "El Tarot de los Iluminadores de la Edad Media. Traducción de Hugo de Roccanera", La gran conquista de ultramar, versión modernizada en cuatro volúmenes.
Esta entrada fue publicada en Ficción y poesía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s